domingo, 7 de septiembre de 2014

FIESTA DEL DIVINO NIÑO JESÚS 2014

Con motivo de celebrarse el día central del Divino Niño Jesús, la Sagrada Imagen salió en procesión acompañado como todos los años por sus fieles devotos. La procesión recorrió las calles de Pamplona Baja, del distrito de San Juan de Miraflores (Lima, Perú).

sábado, 6 de septiembre de 2014

A TI DIVINO NIÑO JESÚS

Celebraciones en honor al Divino Niño Jesús: Misa y Novena realizadas en su Santuario (Parroquia "María Misionera"), ubicado en el Jirón Ismael Escobar 325, Pamplona Baja - San Juan de Miraflores (Lima, Perú).

sábado, 30 de agosto de 2014

NOVENA EN HONOR AL DIVINO NIÑO JESÚS

Las celebraciones en honor al Divino Niño Jesús se vienen desarrollando con gran entusiasmo y alegría de todos sus devotos. El día de ayer a las 7:00 pm. se dio inicio a la novenas, las cuales se realizarán hasta el sábado 06 de setiembre. 

Como cada año sus devotos lo visitan en su Santuario para alabarlo y agradecerle por todas las bendiciones, gracias y favores recibidos. Están cordialmente invitados a las novenas y a las celebraciones por su fiesta central que se llevará a cabo el domingo 07 de setiembre (ver afiche). 

La dirección del Santuario (Parroquia María Misionera) está ubicado en el Jirón Ismael Escobar N° 325, Pamplona Baja - San Juan de Miraflores.

sábado, 9 de agosto de 2014

FIESTA DEL DIVINO ÑIÑO JESÚS 2014

"SEGÚN SEA TU FE, ASÍ SERÁN LAS COSAS QUE TE SUCEDERÁN".

viernes, 12 de abril de 2013

ORACIÓN MILAGROSA AL DIVINO NIÑO JESÚS

(Para casos imposibles)
 
En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Confío en ti Divino Niño de Jesús, Dios Padre todopoderoso, Hijo y Espíritu Santo. Jesús mi único salvador, escucha lo que te vengo a pedir con todas mis fuerzas con todo mi amor, con toda mi fe… (pedir el deseo que mas importante sea para usted y hacerlo con mucha fe y pensar en que se su milagro se va a realizar).

Oh Divino Niño Jesús recurro a ti y te lo ruego por tu Santísima Madre María que me asista en esta gran necesidad, porque creo firmemente que tu divinidad puede socorrerme.

Te lo suplico por los meritos de tu Santísima infancia, a ti que vives y reinas, en la unidad del Padre del Hijo y del Espíritu Santo y eres Dios, por lo siglos de los siglos. Amén.

(
Reza 9 Ave Marías, precedidas por “El verbo divino se hizo carne y habito entre nosotros”).

Divino Niño Jesús,  bendito seas hoy mañana y siempre.

Confío en ti inmensamente.

jueves, 4 de diciembre de 2008

BREVE HISTORIA DE LA DEVOCIÓN AL DIVINO NIÑO JESÚS

En el año 1914 estaban construyendo los Padres Salesianos el Templo de San Roque, Barranquilla (Colombia). Las gentes de los alrededores eran totalmente pobres. Había que ir por toda la ciudad a pedir ayuda. El Padre Briata, superior de la casa, le dijo al Padre Juan del Rizzo: "Usted se va hacia el oriente y yo hacia occidente a pedir de casa en casa, a ver que recogemos para el templo". "Ay Padre", le dijo asustado el Padre Juan. "Póngame cualquier otro oficio, menos éste de pedir limosna, ¡porque me muero de vergüenza!"

"Mi buen amigo - respondió el director - a nuestro Fundador Don Bosco también le daba vergüenza salir a pedir limosnas (lo dijo él mismo), pero por el reino de los Dios hay que negarse uno así mismo. Tenemos un Amo en el cielo al cual nunca se le trabaja gratis. Mientras más nos cuesta lo que hacemos por Dios, mayor será la paga. Ánimo, pues, y a pedir…” Y se fueron. Pero al Padre Juan se le quedaban las palabras debajo de la lengua cuando iba a pedir limosna…y volvió sin nada, porque a nadie se atrevió a pedirle nada.

El Superior lo regaño amablemente, y le avisó que al día siguiente cambiarían de sitio de visita. Briata iría hacia oriente y el Padre Juan a occidente. ¡A ver cuál era más guapo para pedir! Del disgusto y del susto se le indigestó el almuerzo.
Por la mañana, siguiendo una costumbre muy recomendada por San Juan Bosco, antes de salir de casa se fue a hacer una visita a Jesús Sacramentado en el templo, y se arrodilló luego junto a la imagen de María Auxiliadora para encomendarse a tan poderosa Patrona. Levantó los ojos y al ver el lindo Niño Jesús que estaba en brazos de la Virgen Santísima, con sus bracitos abiertos como queriéndole decir: “Llévame contigo, que quiero acompañarte en tu viaje”.

El Padre Juan lo narraba así: “Me dije: Hasta ahora solamente le he pedido favores a la Mamá que es muy poderosa y me ayuda muchísimo, sin embargo es una criatura. ¿Por qué no hago el ensayo de dedicarme a pedirle al Hijito que es de Dios? Y le encomendé al Niño Jesús con toda mi alma esta salida que iba a hacer a “limosnear”. Sentí como una oleada de valor por todo mi espíritu y me fui a la calle”.

El Padre Juan voló contento a la casa salesiana y cuando el Director regresó, le mostró lo que había recogido, era tres veces más de lo que el Superior había logrado recoger de casa en casa en toda la mañana.
Muchos años más tarde el Padre Juan dijo: “encontré un gusto tan especial en pedir a la gente para las obras de Dios, que necesito tener siempre entre manos alguna obra en construcción o alguna beneficencia, para poder pedir a las gentes porque sin pedir no me siento contento”.

Aquella mañana había empezado su “enamoramiento” por el Divino Niño Jesús. Un enamoramiento que fue creciendo año por año y que seguramente lo tiene muy fuerte todavía en el cielo. Por Él trabajaba, de Él hablaba, por su devoción gasta todas sus energías y todo el dinero que recoge. Si ayudaba a los niños pobres es porque en cada uno de ellos quería honrar al Divino Niño Jesús que ha prometido: “Todo lo que haces a los demás, aunque sea al más humilde, a Mí me lo haces”. Y el Niño Jesús se encarga de enviar una lluvia de milagros. “Las manos del Divino Niño son unos explosivos de milagros. Basta tocarlas con la oración y la fe, y se vuelcan sobre nosotros sus prodigios”, era lo que enseñaba y constataba día por día el Padre Juan. Y siempre recordaba las palabras que escuchó una santa: “Todo lo que quieras pedir, pídelo por los méritos de mi infancia, y tu oración será escuchada”.

PARA OBTENER FAVORES DEL DIVINO NIÑO JESÚS

Durante los 40 años que estuvo propagando sin cesar la devoción al Niño Jesús, el Padre Juan recomendaba siempre unas mismas prácticas de devoción que habían demostrado ser sumamente eficaces para obtener los favores de la Divinidad. eran solamente cuatro:

1. Hacer los Nueve Domingos, con Santa Misa fervorosamente asistida.

2. En uno de los Nueve Domingos, confesarse y comulgar.

3. Dar limosna para los pobres, una limosna que nos cueste (la "décima parte de los que se gana"). Recomendaba que las limosnas se dan antes de obtener el favor que se pide al Niño Jesús.

4. Propagar la Devoción al Niño Jesús, la devoción debe ser "contagiosa". Todo el que obtiene un favor debe contarlo a los demás e invitar a otros a venir a rezarle, y repartir imágenes y estampas suyas. "El Amor es difusivo".

* Si buscas OBTENER UN EMPLEO: Ofrécele la décima parte del primer sueldo al Divino Niño, para los pobres.

ORACIÓN PARA OBTENER EMPLEO

Divino Niño Jesús, intercesor en todo problema difícil, consígueme un empleo en que me realice como ser humano y que a mi familia no le falte lo suficiente en ningún aspecto de la vida. Que lo conserve a pesar de las circunstancias y personas adversas.
Que en él progrese mejorando siempre mi calidad de vida y gozando de salud y fuerzas. Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores.

Amén.

AL DESPERTAR ......

Le pedí a Dios:
"Dame muchas cosas
para disfrutar la vida"

El me contestó:
"Te di la vida, para que
disfrutes muchas cosas"

Todo ...

Todo lo que el hombre
arroja con su mano
desde la tierra al mar,
el mar se lo devuelve.

Mil veces lo arrojará
y otras mil veces
el oleaje se lo traerá.

Mil veces nos desprenderemos
de un bien, para entregarlo
a los demás y otras mil veces,
nos será restituído.

Amemos sin medida
y sin medida no amarán.
Demos esta vida
y otra mejor nos será dada.

Que cada uno de
según su conciencia,
no de mala gana,
ni como obligado,
porque Dios ama al
que da con alegría.

Acuérdate ...

Acuérdate que el
amor al prójimo,
es el secreto
de nuestra felicidad.
No hables mal de nadie,
no tengas rencores,
ni cultives odios
en tu corazón.